BARCELONAUTES / DEL RITZ AL PALACE

¿Cuánto puede cambiar un hotel de lujo en un siglo? Cuando se camina por algunas partes del Palace Barcelona, pareciera que muy poco; a juzgar por su fachada, la estética neo clásica del salón principal y las molduras doradas del pasillo.
Pero en otros sectores, como las habitaciones y las suites más exclusivas, la terraza y espacios como la antigua carbonería (reconvertida en una coctelería), se confirma que los cien años pasaron pero muy bien justificados.

Deja un comentario