BARCELONAUTES / FRANCISCO GONZÁLEZ – CASINO DE BARCELONA

Este mes de mayo le ha dotado el turno al cantante valenciano Francisco, actuar en la Sala BSpace del Casino de Barcelona.

La idea era que presentará su nuevo disco que salió en año pasado, titulado “La Voz” con temas en italiano tan conocidos como “Parole”, “Pregero”, “Il Mondo”, “Volare”., “O Sole Mío” o “Nessum Dorma” hasta completar 18 temas, donde Francisco ha respectado la esencia de su compositor, transportándolas y versionándolas al siglo XXI.

Es su primer disco en directo, recogido durante las giras de teatros por España durante los años 2009, 2010 y parte del 2011 y completado en el 2013.

Todas las canciones han sido remezcladas e interpretadas a dúo junto a otros artistas y amigos como: Dyango, Bertín Osborne, Pastora Soler, Julio Iglesias Jr., Enrique Ponce, Daniel Diges o Santiago Segura entre otros. Consiguiendo que todas ellas desprendan una magia especial.

Antes la actuación y de que los espectadores entrarán para cenar contestó a unas preguntas con su galantería y caballerosidad

¿Cómo te sientes en tierras catalanas?

Estoy encantado de estar en Barcelona, el Casino me están dando un trato fenomenal. Es una sala muy íntima donde el artista estamos con la gente que viene a cenar, estoy en contacto con mis canciones, muy cerquita de todos vosotros y voy a cantar esas canciones románticas de hace algunos años, estaremos durante cuatro sábados.

¿Va tomando matices diferentes tu voz?

Pues mira, la voz es lo único que no envejece, afortunadamente para los cantantes, cuidándola un poco. Ahora he dejado de fumar hace cinco meses y he mejorado en todo, tanto cantando, como en salud. El mayor éxito o regalo que he podido recibir en la vida es poder hacer lo que más me gusta y vivir de ello, ya no puedo pedir más.

¿Sigue habiendo ilusión por cantar?

Por supuesto, el día que no sienta esos nervios naturales que se producen 10 minutos antes de subir al escenario, lo dejaré, pero lo veo muy lejano, por lo menos 20 años…

¿Qué tienes preparado para estos conciertos en el Casino?

Es un repertorio de piano y voz muy íntimo. Es un repaso de esas canciones que he grabado a lo largo de esos 30 años de carrera, si no recuerdo mal tengo grabadas más de 250 canciones, no voy a cantarlas todas (risas), pero he seleccionado lo que pueda encajar o gustar. Es un repertorio que a mí me gusta mucho e intento que le llegue a la gente y que las viva conmigo.

¿Cómo surgió la idea de tu último disco?

Yo crecí con esas canciones de los años 60. Ha sido un capricho mío grabar con profesionales de la canción y con otros de otros ámbitos, como Enrique Ponce, Pedro Piqueras, Santiago Segura. Ahora tengo un proyecto muy importante que lo grabamos en agosto, pienso que será un exitazo enorme. Nos vamos a juntar gracias a Sony Internacional que nos ha propuesto a José Luis Rodríguez “El Puma”, Bertín Osborne y yo hacer un disco doble que saldrá en Navidad y haremos una gira internacional. Los tres románticos de los años ’80.

¿Por qué el disco de “La Voz” hay varias temas en italiano?

Por un motivo muy fácil, hay canciones que cuando quieres pasarlas al español pierden mucho, entonces hemos conservado algunas cantadas mitad en italiano y español.

Después de una suculenta cena, como es habitual, salió el pianista, Víctor Caravajo, para dar paso al artista, que empezó con “No es por casualidad” y “Latino”, dos temas que expresan nuestras vibraciones. Explicó que el año 1984 desde Argentina, le llamó un compositor y le ofreció este regalo de canción “Tú ni te imaginas”. Siguió con la canción se le escribieron para dedicársela a su esposa “Desde el fondo de mi alma”, por cierta ella estaba sentada en una mesa con algunos amigos. La siguiente canción la compuso un artista que admira mucho y que es la mejor voz de comunidad valenciana y del mundo, palabras de Francisco “A dónde voy sin ti”. Interpretó un precioso poema cantado “Penas y alegrías del amor” de Rafael de León.

Quiso rendir un pequeño homenaje al gran compositor Juan Carlos Calderón con “Cartas amarillas”. Aprovecho para dedicar la siguiente canción a una gran amiga con la que estuvo diez años viviendo en Barcelona, se refería a la familia Caballé, que se encontraban en la sala “A mi manera”. Se despidió pero ante los aplausos volvió a aparecer interpretando “Amapola”, “Granada”, “Il canto”, mezcla de pop, bolero, lírica todo ello en italiano.

Y llegó el final, agradeció la asistencia de los presentes y dijo “Hasta siempre. Un beso muy grande Barcelona”.

Deja un comentario