BARCELONAUTES / NACHO CASADO

Vamos a imaginar que son los años 70, que estamos en un bungalow en plena costa mediterránea, que los pantalones de campana y las americanas han vuelto, que nos adelanta un Mercedes descapotable y que el sol nos deslumbra de forma suave. Dentro de este escenario encontramos a Nacho Casado, que vuelve para cantarle al amor y al perdón en Disco Bleu, su tercer disco. Un disco donde se dan la mano la consciencia sobre uno mismo, los recuerdos y el presente, para mezclarse con esa bossa nova y ese jazz tan elegante y característico de Nacho Casado, ese que solo él sabe hacer y que nos transporta rápidamente a otra época. Ahora bien, en Disco Bleu vamos a encontrar a un Nacho Casado más crooner que nunca, más sincero y directo en sus letras. Alejado de los miedos y de la presión, Nacho Casado se desenvuelve sin complejos y con soltura regalándonos un viaje de once canciones que pasan por la euforia, la alegría, la pasión, el amor, el dolor y el perdón. Como si fuese su particular viacrucis, Nacho Casado se acompaña de exquisitos arreglos de cuerdas, bajos y percusiones para contarnos que la vida pasa, que todo o nada puede suceder, que puede ser bonito o feo, más sencillo o más complicado, pero que al final, lo que siempre perdura, es el amor. Nacho Casado se reafirma en Disco Bleu como un gran narrador de historias, emanando un sonido atemporal, fino y sobresaliente, que consigue llevarte a un universo del cual no quieres salir ni abandonar.

Deja un comentario